miércoles, 3 de junio de 2009

Recordar

La palabra "recordar" proviene del latín "recordari", una conjunción de "re" (de nuevo) y "cordis" (corazón). Recordar quiere decir mucho más que tener a alguien presente en la memoria. Significa, de algún modo, "volver a pasar por el corazón".

El 3 de Junio de 1770 nacía, en Buenos Aires, Manuel Belgrano. Abogado, periodista, economista y político, se desempeñó como vocal en la Primera Junta de Gobierno, en 1810, y como general en las batallas por la independencia de las Provincias Unidas del Río de la Plata. Fue además, secretario del Consulado de Comercio de Buenos Aires en los años previos, desde donde impulsó la creación de la Escuela de Náutica, la Academia de Geometría y Dibujo, la Escuela de Comercio y la de Arquitectura y Perspectiva. Año tras año presentó informes con propuestas que, en general, fueron rechazadas por los vocales, a los que acusaba de preocuparse sólo por sus propios intereses, sin tener en cuenta los del país que los acogía, y al cual debían la mayor parte de sus fortunas. Su iniciativa impulsó también la publicación del primer periódico de Buenos Aires.
Durante las invasiones inglesas de 1806 participó de la defensa de Buenos Aires, pero tras el fracaso de los intentos se retiró a la Banda Oriental para evitar el juramento de obediencia al rey inglés.
En Rosario, a las orillas del Paraná, el 27 de febrero de 1812 enarboló por primera vez la Bandera Argentina, creada por él.
Fue, con San Martín y Bernardo de Monteagudo, uno de los principales promotores de la declaración definitiva de la independencia argentina en San Miguel de Tucumán, el 9 de julio de 1816.
Murió en la pobreza, a pesar de que su familia había sido una de las más acaudaladas del Río de La Plata antes de que Manuel Belgrano se comprometiera con la causa de la independencia. En medio de la crisis que se abatía sobre la provincia de Buenos Aires, su fallecimiento pasó prácticamente desapercibido. Cumpliendo con su última voluntad, su cadáver fue amortajado con el hábito de los dominicos y fue trasladado desde la casa paterna en la que murió al Convento de Santo Domingo, recibiendo sepultura en un atrio. El mármol de una cómoda de su casa sirvió de lápida para identificarlo.


También un 3 de Junio fallecía, en un sanatorio cercano a la ciudad de Viena, el escritor checo Franz Kafka. Sin tener una vasta extensión, su obra es una de las más influyentes y controversiales de la literatura del siglo XX, a tal punto que se ha desarrollado el adjetivo "kafkiano" para describir situaciones que recuerden las reflejadas por este autor. Sin duda, lectura recomendada.

Fuente: wikipedia.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario