jueves, 26 de diciembre de 2013

buen día...
mas quiero decir
en verdad
buen día
ya no como saludo
ese paradigma decimonónico
sino como profundo deseo
ojalá como momento compartido

y es un poco hipócrita, lo sé
no existe día bueno en saber
que sólo en nuestro país
cada jornada mueren más de 8 niños
por desnutrición
y cuántos otros van a sentir estrujarse
sus pequeñas tripas
y eso no se me olvida
aunque te salude
sonriendo tontamente
o hasta un poco dormido

sé que la tierra clama bajo nuestros pies
y también más abajo
porque en algún lado
donde nadie mira
y a veces también donde los miran
le están esquilmando las entrañas

perdura el paso de trabajadores y desocupados
por las calles
codo a codo con la miseria
entre charcos de lágrimas o sangre
y vaya a saber uno dónde hace huella
el paso de los campesinos desterrados
y el grito de los pueblos originarios
nuestras raíces
porque les mutilan las ramas
esos otros que siguen haciéndose la América

pero quiero decir
buen día
sea donde sea que amanezca
buen día
porque después de todo
triste o feliz nuestra jornada
voy a poner la pava al fuego y a esperarte
con el mate y el alma listos
y qué buen día que va a ser entonces
cuando me regales tu sonrisa
y nos demos cuenta que todavía estamos
que el cansancio no es excusa
y sólo bajamos los brazos para abrazarnos
y juntar tantas más fuerzas
y seguir
francos, dispuestos, comprometidos
porque capaz entonces
podamos despertarnos mañana
y decir, sin temor a equivocarnos,
buen día

No hay comentarios:

Publicar un comentario