miércoles, 2 de septiembre de 2009

Ilusiones de sinzonte

En un viejo manicomio,
por ciegos brazos, tirado
he sido. ¡Incomprendido
quien lleva alas en sus zapatos!

Por ver brillantes colores,
por respirar aire puro,
por sonreír difamante
de las mentiras del mundo.

Por promover la inocencia,
por dibujar con cenizas,
por componer los espejos
que nuestro rostro hacen trizas.

Mas no consienten el cambio:
- Blanco o negro - me afirman,
y contando los denarios:
- sólo oro es lo que brilla.

Paradójico destino
sería noble servicio
si no sirviera el humano
y sirvieran los oficios.

Sentencia a nuestro futuro,
"cultura" lleva por nombre,
pone dinero y trabajo
como rectores del hombre.

Pero ilusos han de ser
al pensar que en ésta celda
tanta vida puede entrar
sin dejar escapar hebras.

Quizás romperán en llanto
al sumergirse en sus ciencias
si mi sueño los abraza
en fieles reminiscencias:

cuando queme el sol sus sienes,
la lluvia sea condena
y la luna los traicione
al transmitirles su pena.

O quizás su pecho tiemble
con el canto del sinzonte
si descubren su mirada
perdida en el horizonte

y vean brillar colores
y respiren aire puro
y sonrían difamantes
de las mentiras del mundo.

Por promover la inocencia,
por dibujar con cenizas,
por componer los espejos
que a su rostro hacen trizas.

En un viejo manicomio,
por ciegos brazos, tirado
he sido. ¡Incomprendido
quien lleva alas en sus zapatos!

2 comentarios:

  1. lo que escriba aca, no creo q valga algo en comparacion a semejantes escritos amigo!!!!!...
    ...asiq simplemente segui para adelante con esto, porq es realmente bueno...
    ..........
    .............belu.

    ResponderEliminar
  2. Simplemente espectacular... me encanta te felicito... Si yo pudiera escribir así...
    Te dejo algo que humildemente escribí y nunca muestro.
    Escribo por que al hacerlo saco algo de mí, no importa si es bueno o malo, sólo importa que lo hago para mi…
    Gustavo

    El poder de la palabra

    Hoy aprendí que las palabras tienen poder en si mismas
    Son poderosas y hay que usarlas con sabiduría
    no se deben decir a la ligera
    Aún cuando se sientan en el corazón
    Nuestras palabras abren caminos en los sentimientos ajenos
    Crean ilusiones movilizan esperanzas
    Debemos ser lo suficientemente concientes para poder cumplir
    Con la palabra dicha
    No digas te amo si no lo sientes
    No digas te amo aún sintiéndolo,
    Si no eres capaz de corresponder
    a ese sentimiento con todo lo que él amor implica
    No digas te odio, evita decir jamás.
    No llames con tus palabras a la muerte ni a la desdicha
    No prometas cosas que no estas seguro que vas a cumplir
    No uses con una dama palabras de halago si no estas dispuesto a corresponderle
    Reflexiona con sabiduría lo que dices
    Mide cada palabra como si fuera la medida de un intrincado engranaje.
    Acompaña con la palabra, la mirada a los ojos
    Que tus ojos digan lo mismo que ellas
    No te olvide que los ojos a veces hablan por si mismos.
    Usa siempre la palabra para sanar y no para maldecir
    El universo fue creado por la palabra
    La palabra es intensión y movimiento.
    Gustavo Garcia

    ResponderEliminar