martes, 10 de noviembre de 2009

Babel

Construíase Babel en nuestros labios
llevando con palabras a lo etéreo,
mas amor en aquel grado fue presagio
alzando en falsa torre nuestros cuerpos:

era un duelo a muerte lo propuesto
y a la muerte nos llevó aquel camino
cuando ilusos, ladrones de lo eterno,
pretendimos escapar del vil destino.

Aventurábase el fin muy presuroso
danzando en su gozoso movimiento
y sucumbimos al filo del momento

en que la piel degustaba lo suntuoso
de las almas abrasadas en suspiros
encendidas en el último latido.

3 comentarios:

  1. qye hermoso..al final me hice una cuentita para aportar ii poder firmar ajaja..un beso ii un ab´razo enorme de verdad q me gusta todo lo q escribis...seguire leyendote..

    ResponderEliminar
  2. bonito espero q estes super bien...
    publiq algo q escribi hace segundetes nada mas..en un encuentro derecitadores q se hizo...estubo muy copado..despues te cuento algo aajaja un re beso..te espero por mi humlde espacio..

    ResponderEliminar
  3. Sr. Desconocido Aún...
    No sabe cuánto me gusta leerlo, en el silencio de mis palabras... Me he decidido, quién sabe por qué, a dejarle hoy un saludo.
    Elegí a Babel porque me trae inumerables momentos a la mente, así nos llamamos el grupito de humanistas del colegio... Pero hablas de otro Babel, Babel de labios y amores, Babel de lo eterno.
    Me gustan tus palabras, oh sí, cuánto me gustan.
    Te agradezco que pases aunque yo tenga abandonado mi sitio. Espero volver, sí, pero a veces el mundo nos hecha para abajo y demoramos un poquito en volver a subir.
    Un beso para ti.

    Chau.

    ResponderEliminar