jueves, 10 de diciembre de 2009

Evocación

Cuando en un destello de luz
me asalta la vida
me descubro mirando mi propia carrera,
inmenso y ávido de viento
como el horizonte mismo.
Presiento el beso de unas manos
que perfumadas de lejía
me enseñaron el amor
resumiendo el mundo
y curando cada pesadilla.
Despreocupado en la inocencia
hasta que quizás un grito
o el roce de unos labios, no lo sé,
me empujaran al abismo
del estrepitoso recorrido que es sentir.
Y cada vez más aprisa se suceden
la noche y sus fantasmas,
la perinola y las risas,
licores hastiados de lluvia y deseo
y esta tinta deslizándose como lágrimas.

5 comentarios:

  1. tiempo de refleccion...
    la verdad q te debo una charla...la lluvia por la cual te abandone en el chat estaba hermosa no me la podia leer..ii lo q publiqe ahora es un poco cn dueño...ajajajaj..leelo bien porque era para vos tonto..besos qerido...

    ResponderEliminar
  2. "Esta tinta deslizándose como lágrimas". Pues sí, y en general, sanadoras.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Muy lindo señorito; espero volver a leerlo y tambien tratar de conocerlo entre lineas. Un beso enorme

    ResponderEliminar
  4. Muy lindo tu texto,me gusto mucho,denotaba mucho sentimiento.
    Suerte

    ResponderEliminar
  5. Me encanto tu comentario en mi blog :) Espero poder leerte otra vez, un beso enorme.

    ResponderEliminar