domingo, 21 de abril de 2013


Si sólo por hacer es que lo hicieron
tan solo y tan lejano al triste olvido
tan sólo por decir es que te digo
si, solo, por morir es que me muero

verás que gastaré todo tintero
lloviendo de lo eterno mi certeza;
lloviendo gota a gota en tu cabeza
verás que, por morir, amé primero.

2 comentarios:

  1. Y al final resulta que el faro me regresa a tu isla. Un placer volver, siempre. Vuelve tú, también, a poblar tu lugar.
    Hermoso. Me guardo el último verso.
    Saludos, Dulce caballero.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, bella damita. Estoy haciendo lo posible por volver, poco a poco, a poblar este espacio. ¿Qué hay de ti? Extraño tus letras.

    ResponderEliminar