jueves, 16 de julio de 2009

Ego

Meditaba. Sudaba. Caminaba en círculos.

No supo esperar más y decidió enfrentar su destino.

Cruzó el umbral y se sintió engañado.


Estaba a un paso de la puerta cuando entendió que el mundo ya había sido creado.





No hay comentarios:

Publicar un comentario