jueves, 4 de marzo de 2010

Al alma

Dulce semilla de mi sangre
perdona mi traición y mi conciencia,
pues verás al llegar que este mundo
ha dejado una venda y un piolet
para ti, junto a tu cuna acomodados.
Te llamará a clamar victoria en lo más alto
con tus ojos cubiertos y obstinado,
inmaculado de dolor y muerte,
ignoto de los rostros que has pisado
en el trabajoso camino y su escarpada.

Mas no reniegues del mundo y sus regalos:
que te sirva su piolet para el descenso
a las entrañas mismas de la tierra
donde habrás de sanar con esa venda
la hemorragia de la vida que agoniza.
Abrirás nuevo camino a la esperanza,
haciendo en la experiencia la enseñanza
de que no siempre crece aquel que sube
ni progresa quien más tiene
y no ama el que regala.

6 comentarios:

  1. Gregorio, no comentaré esta vez sobre tu poema porque paso apurado, a agradecerte por toda tu preocupación y a decirte con una felicidad inmensa que Anacronista dijo en su blog que estaba bien.

    Que estés muy bien, muchas gracias, de verdad.

    Javier

    ResponderEliminar
  2. Hubiera deseado ser capaz yo de escribir esto....

    ResponderEliminar
  3. Yo nunca fui tan creativa ¬¬ Un beso enorme, cuidate mucho, seguimos por chat.

    ResponderEliminar
  4. Querido caballero, agradezco sinceramente la preocupación. Estoy bien junto a mi familia.
    Son momentos terribles de Chile pero es la naturaleza quien ha querido manifestarse, quizá decirnos algo... Habrá que escuchar.
    Vamos de a poco levantanto a nuestra gente y esperamos emprender nuevamente el camino como país.
    Recibo tu abrazo, puede que en la cordillera para ser justos.

    ResponderEliminar
  5. hace mucho no pasaba por este sitio no?creo q volvi para quedarme..veremos que dice el tiempo...
    la verdad me sorprendi me senti un poco rara al leerlo..me llevo a muchas cosas..la verdad que noc como explicarte...simplemente noc q decirte..solo espero q estes bien..te quiero bonito!un re beso para vos!

    ResponderEliminar
  6. Buen poema. Es cierto que el mundo está lleno de obstáculos, pero con la esperanza se pueden ir sorteando todos.

    Besos :)

    ResponderEliminar