domingo, 4 de abril de 2010

Espejos

Hoy
frente al espejo
vi caer de mi espalda
aquella piedra
cuesta abajo.

Sísifo
desde un libro
en la biblioteca oculto
reía cómplice
de mí.

Yo
atónito
deje caer
lágrimas
impías.

Fin.

Imagen: "SISIFO" de Franceso Ferdinando Trotta


4 comentarios:

  1. Y aunque la piedra caiga volvemos a intentar ir con ella cuesta arriba... A saber si será bueno, a saber si es estupidez, para Sisifo era maldición.
    Y ya sabemos lo que dice Ismael.
    Un fuerte abrazo y un par de besos.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta la mitología, pero esta historia no la conocía. La foto es preciosa.
    Si no es por imposición, no veo la razón de cargar con una piedra, así que el hecho de que la misma se caiga, no me puede parecer más que una liberación (salvo para el condenado a volver a por ella).

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Que lindo, siempre tan buen escritor ;) jaja un beso enorme.

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola! Venía a agradecer tus palabras. Lo cierto es que como símbolo de que el fin de los estudios está próximo, me alegra mucho el día de la graduación (aunque en esa fecha aún no he empezado los exámenes finales), jeje. Ya te diré qué tal ha ido.

    Besos

    ResponderEliminar