lunes, 20 de diciembre de 2010

Qué puedo darte

Lo más abyecto
en mí no ha existido
acechando oscuro
tras una esquina
por profanar de tu piel
la infancia intacta
en un arrebato.

No ha existido
en mí lo más sublime
vertiendo pétalos
por tus caminos
que aromen la inocencia
de mi amor y su
diáfana pureza.

¿Qué han de darte
mis manos simples?
¿Qué ha de darte
mi boca fresca,
esta risa
tan de niño,
mis ojos muertos?

¿Qué han de darte
mis pobres pasos?
¿Qué ha de darte
mi torpeza,
este andar
sin huellas,
mi letanía?

Escapa la certeza
de tu cuerpo claro
y tiembla
desde el borde
de mí mismo
la totalidad
si tú callas.

6 comentarios:

  1. En el fondo uno da cosas que ni siquiera imagina, y por eso se pregunta y se pregunta.

    Muy bueno.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. quizás has dado mas de lo que te imaginas, y mas aun!

    ResponderEliminar
  3. Con tu sensiblidad exquisita (que prueban poemas como éste), estoy convencida de que tienes mucho por dar.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  4. Nunca te canses de dar....y disfrutalo... Besos enormes!

    ResponderEliminar
  5. Qué difícil que es a veces amar como si estuvieramos bailando un vals.

    (Todo deseado y todo coordinado... como un solo de violín)

    Te beso Greg...

    ResponderEliminar
  6. Yoni: Así debe ser, pero ¿qué más? No estoy exento de preguntarme si acaso doy más de lo que esperan pero lo que esperan no soy capaz de darlo.
    Gracias; honra siempre su visita.
    Un saludo (otro, el suyo me lo quedo).

    Anónimo: Ojalá así sea. Vuelva prontos.

    Lucía: ¡Es tan bello lo que dices! Si pueden acaso mis manos amar como lo hacen mis letras...
    Mas, si mis letras saben amar, que este abrazo que aquí te dejo no se exima...

    Medusilla: Espero jamás cansarme y, ante todo, tener algo para dar. Mientras siga habiendo personas como tú al otro lado, será imposible no disfrutarlo.
    Otros besos para ti.

    Cleopatra: Y sí que lo es... y son tan bellos los solos de violín.
    Siempre tú, con palabras que calan hondo. Gracias, infinitamente.
    Un beso.

    ResponderEliminar