jueves, 10 de junio de 2010

Reflejo condicionado

Suena la campana
y tú te despiertas
cuando el perro babea.

Lentamente inicias la rutina.
El amo sirve la comida.

¡Detente!
El perro está por empezar a comer.

1 comentario: